Solicita hoy una Visita Gratuita y recibe presupuesto sin compromiso

Atendemos Whatsapp

Las reformas de cubiertas industriales más comunes

Las cubiertas industriales son estructuras esenciales en el ámbito de la construcción industrial, diseñadas para proporcionar protección y cobertura a grandes espacios utilizados para fines comerciales o de manufactura. Estas cubiertas se utilizan en una variedad de sectores, desde almacenes y fábricas hasta instalaciones logísticas y comerciales.

Las cubiertas industriales cumplen funciones clave, como resguardar el interior de las instalaciones de las inclemencias del tiempo, incluyendo lluvia, nieve y exposición solar excesiva. Además de su función de protección, las cubiertas industriales también desempeñan un papel crucial en la eficiencia energética y la sostenibilidad de las instalaciones, ya que pueden integrarse con sistemas de iluminación natural, ventilación y energía solar.

Los materiales utilizados en la construcción de cubiertas industriales suelen ser seleccionados cuidadosamente para garantizar durabilidad y resistencia a las condiciones ambientales. Las opciones comunes incluyen acero, aluminio y materiales compuestos. Además de su función práctica, las cubiertas industriales también pueden contribuir estéticamente al diseño arquitectónico de las instalaciones, brindando un aspecto moderno y funcional.

Los desperfectos más comunes en las cubiertas son la pérdida de impermeabilización y aislamiento, así como el deterioro de su superficie. Te explicamos a continuación qué tipos de reformas se utilizan para solventar estas situaciones.

Reformas en cubiertas industriales

Cuando el mantenimiento y la prevención no son suficientes para evitar los desperfectos graves en el techo de una nave industrial es necesario intervenir e iniciar una reforma para reparación de su cubierta.

No hay que dilatarse ya que el tiempo es fundamental para minimizar el impacto y los desperfectos ocasionados por una cubierta en mal estado.

¿Por qué reformar una cubierta industrial?

La reforma de una cubierta de una nave industrial sirve para paliar los efectos del
clima y del paso del tiempo en la superficie de la cubierta.

Estos factores causan desperfectos muy comunes en las cubiertas que pueden
retrasarse o evitarse si se hace un buen mantenimiento y limpieza de las mismas.

No obstante, pueden acabar desembocando en problemas graves de aislamiento
e impermeabilización
que sí van a tener que abordarse y es ahí donde entra en
juego la necesidad de hacer reformas para reparar.

¿En qué consiste la reforma de cubiertas?

La rehabilitación o reforma de una cubierta industrial es el proceso por el que se solucionan todos los problemas anteriores mediante la intervención de expertos cualificados. En especial la impermeabilización y el aislamiento.

El arreglo dependerá del tipo de cubierta, el material del que esté hecho y las necesidades del cliente.

Las diferentes reformas para cubiertas industriales

Entre los tipos de reformas más solicitadas para el arreglo de cubiertas industriales se encuentran los siguientes:

  • Membranas líquidas de poliuretano. Este tipo de material es muy utilizado ya que absorbe filtraciones y evita humedades posteriores.
  • Si queremos una impermeabilización perfecta podemos usar láminas EPDM.
  • La lámina bituminosa es un material ampliamente utilizado para reparar cubiertas industriales y proporcionar una capa protectora adicional. Este tipo de lámina está compuesta principalmente por bitumen, un material asfáltico que ofrece propiedades impermeabilizantes y de sellado. La lámina bituminosa para cubiertas industriales suele estar reforzada con fibras de vidrio o poliéster para aumentar su resistencia y durabilidad.
  • Capa protectora de grava. La grava ha sido un material muy recurrente para cubiertas no transitables. El principal inconveniente de la grava es que se acumula mucha suciedad.
  • En las cubiertas transitables se utiliza también una capa protectora de mortero.
  • Losas superpuestas compuestas por materiales resistentes y duraderos, como el hormigón o materiales compuestos. Estas losas se colocan directamente sobre la cubierta existente. El propósito principal de las losas superpuestas es proporcionar una capa adicional de protección contra las filtraciones de agua y mejorar la resistencia estructural del techo. Este enfoque es particularmente útil en casos donde la cubierta original puede tener daños o desgaste, pero su estructura subyacente aún es sólida y puede soportar la carga adicional de las losas. La instalación de losas superpuestas implica colocarlas directamente sobre la cubierta existente y asegurarlas adecuadamente para evitar movimientos no deseados. Este método de reparación puede ser más rápido y menos invasivo que reemplazar completamente la cubierta, proporcionando una solución efectiva para mejorar la funcionalidad y la vida útil del techo industrial.

Cubiertas TAAD 200 es un experto del sector que no solo realizará la reforma y reparación de cubiertas o tejados al mejor precio, sino que además se encarga de realizar mantenimientos periódicos para evitar que aparezcan desperfectos.

Deja un comentario