Solicita hoy una Visita Gratuita y recibe presupuesto sin compromiso

Atendemos Whatsapp

Las diferentes cubiertas para naves industriales

No hay dos empresas iguales del mismo modo que no hay dos edificios iguales. Entre las naves industriales existen también muchas diferencias entre las necesidades, capacidades y dimensiones. En función de la cubierta industrial que se decida va a conseguirse una mayor impermeabilidad, un mejor aislamiento acústico o alargar la vida útil de la instalación. Es por eso por lo que te explicamos a continuación las clases de cubiertas para naves industriales que existen y sus ventajas y desventajas.

Las clases de cubiertas para naves industriales que existen

La elección de un tipo u otro de cubierta para una nave dependerá del tipo de nave industrial en la que se desarrollará la instalación, pero también como hemos dicho antes, de su situación, de factores ambientales o del presupuesto con el que contemos. Es importante conocer todas las variantes que hay en el mercado para elegir la que mejor se ajuste a las necesidades.

Cubiertas metálicas o de chapa simple

Las cubiertas metálicas o de chapa simple son aquellas que están hechas de una sola capa de material metálico, como el acero o el aluminio. Estas cubiertas son muy duraderas y resistentes, y se utilizan en una gran variedad de aplicaciones, no solo en techos de edificios o fábricas, cubiertas de aparcamientos, cubiertas de piscinas, granjas… etc.

Este tipo de cubiertas están formadas por chapa grecada, nervada u ondulada, apoyada sobre una estructura de correas metálicas o de hormigón. Se recomienda su uso en naves con poco tránsito de personas. Si no, se recomienda instalar una capa de aislamiento térmico. Si quieres puedes repasar aquí cuáles son los mejores aislamientos térmicos para cubiertas industriales, de los que ya te hablamos en su día.

Una de las principales ventajas de las cubiertas metálicas es que son muy resistentes a la intemperie y a los cambios de temperatura, lo que las hace ideales para usar en climas cambiantes. También son muy ligeras, lo que las hace fáciles de instalar y mantener. En las naves industriales, este tipo de cubiertas metálicas tienen muchas ventajas, además de ser muy resistentes y presentar gran durabilidad y ser resistente a hongos, musgo y fuego.

Sin embargo, una desventaja es que son muy ruidosas cuando llueve o cuando hay viento. Especialmente molesto en zonas donde llueva o granice con intensidad.

El panel sándwich para cubiertas

Está compuesto por dos placas metálicas o de fibrocemento, divididas por un material aislante. Las cubiertas más comunes La novedad son las cubiertas de panel sandwich solares. Hemos presentado este tipo de cubiertas y sus aplicaciones más habituales.

Las ventajas de los paneles sándwich son muy variadas pero destacan que contribuye a la eficiencia energética, que compensa la temperatura y la mantiene constante; y se presenta en varios modelos. El principal inconveniente que presentan las cubiertas panel sándwich es que no soporta mucho peso.

Los paneles sándwich in situ

Los paneles sándwich in situ son una magnífica opción cuando no se quiere cambiar la cubierta, sino instalar sobre la antigua.Además son muy útiles en la rehabilitación y reparación de techos.

Cubiertas autoportantes

Las cubiertas autoportantes son aquellas que tienen una estructura que soporta su propio peso y el de la carga que se coloca encima, sin necesidad de apoyo en otras estructuras o paredes. Estas cubiertas son muy versátiles y pueden utilizarse en una gran variedad de aplicaciones, como techos de edificios, cubiertas de terrazas, cubiertas de piscinas, etc.

Una de las principales ventajas de las cubiertas autoportantes es que no requieren apoyo, cercha o correa para su sujeción. Al no precisar de otros elementos estructurales, son ideales para su uso en edificios o estructuras que no tienen paredes o soportes suficientes para sostener una cubierta convencional. También son muy versátiles y pueden adaptarse a diferentes formas y diseños.

Suelen ser de acero galvanizado para evitar oxidación. Y están diseñadas para canalizar el agua, resistir vientos más o menos intensos y también para quitar las capas de nieve. Al no necesitar correas o sujeciones son muy ligeras, se utilizan en techos muy altos, y pueden alcanzar hasta 30 metros de alto, presentan gran variedad de acabados y prestaciones.

Sin embargo, una desventaja es que pueden ser más costosas de construir debido a la complejidad de su estructura. Esa complejidad hace que se precise de mano de obra cualificada para su instalación. Otro inconveniente de estas cubiertas es que al ser tan ligeras no resisten mucho peso.

Las cubiertas tipo Deck

Las cubiertas tipo deck son multicapa: chapa, capa aislamiento térmico, aislamiento acústico y otra capa de impermeabilización. Su uso se recomienda para naves muy amplias. Además este tipo de cubiertas hay que saber que son reciclables y tienen mucha vida útil.

En Cubiertas Taad 200 ofrece los mejores materiales para cualquier tipo de cubierta industrial, especializándose sobre todo en cubiertas metálicas, cubiertas tipo sándwich y en paneles sándwich in situ. Pide ya tu cita gratuita y sin compromiso y benefíciate del mejor precio. Te haremos un presupuesto a la medida.

Deja un comentario